Menu

¿Eres emprendedor o te quedas como empleado?

Por Jorge Hernández | Blog

Ene 12
emprendedor o empleado

Si te has planteado tener tu propio negocio y trabajar por tu cuenta, va ser que hay un emprendedor en tu interior.

Personas como tú, con ideas frescas y visión de futuro han llevado a nuestro país hasta la esperada recuperación económica.

Al contrario que gran parte de los empleados, un empresario soporta el peso de sus decisiones cada día y demuestra el valor de sus ideas con resultados tangibles. Esto es debido a que un emprendedor posee unas cualidades especiales que hacen de él lo que es, ahora veremos por qué.

Cuando trabajaba por cuenta ajena me sentía sometido a las restricciones propias de la posición que ocupaba, lo cual no me permitía avanzar en la dirección que más convenía a mi carrera.

Además, ni mi lealtad probada a la empresa ni mi impecable trayectoria profesional me sirvieron para conseguir un ascenso laboral que respaldara esa buena labor que realizaba a diario. Fue esa frustración y la incapacidad para explotar todo el potencial de mí mismo lo que me hizo plantearme la idea de emprender.

Por supuesto también ayudaba que empleo que yo buscaba no existiera en España 😉

Existe una curiosa estadística que sostiene que tan sólo un 10 % de la gente que se ha planteado seriamente montar un negocio, termina haciéndolo. No cabe duda que a veces es difícil mantener la confianza en las posibilidades de uno mismo, quizá porque, en general, la gente más cercana tampoco lo hace.

Cuando empecé a ser autónomo me hacía preguntas del tipo:

¿Me irá bien?

¿Estoy preparado para coger las riendas de un negocio?

¿Tengo las cualidades adecuadas?

¿Podré supervisar personal en caso de que lo necesite?

Tras un tiempo de sopesarlo con detenimiento, me di cuenta de que no podía dejar esas preguntas sin respuesta, básicamente porque el reto era demasiado interesante como para no intentarlo.

Tal circunstancia marca una línea divisoria que diferencia perfectamente el carácter de la gente que emprende y el de la que no. Además de visión y confianza en uno mismo, hay mucho trabajo duro y dedicación detrás de las iniciativas personales más destacadas.

En cierto modo, yo creo que el camino del emprendedor, ya sea individual o asociado, está marcado por esa férrea convicción de que la constancia es lo único imprescindible a la hora de llevar a cabo un proyecto.

Principales diferencias entre un emprendedor y un empleado

Para Keith Cameron, empresario y autor de publicaciones tan exitosas como El espíritu millonario, queda muy clara la diferencia entre ambos, tanto en su forma de entender el trabajo como en el carácter personal de cada uno. Seguidamente te presentamos algunos de los puntos en los que Cameron ve diferencias significativas entre ellos.

Para los emprendedores cualquier momento es bueno para aprender

Al margen de la educación académica que hayas recibido, hay muchas otras habilidades que debes poseer para ser un empresario de éxito. Las ganas de aprender son un elemento esencial que refiere curiosidad y progreso. Si eres capaz de asumir esa necesidad de reciclar tus conocimientos, estarás en mejores condiciones de lidiar con los rigores de la rápida evolución empresarial en la que estamos inmersos.

Te voy a contar un secreto…

Aunque soy ingeniero superior de telecomunicaciones, te puedo decir que no habré utilizado ni el 5% de todo ese conocimiento de la carrera para montar mis propios negocios online, y la verdad, no me va nada mal.

La derrota no es una opción

Y si sucede, seguro que un emprendedor aprenderá algo de ella.

Esta forma de entender la derrota como un paso más hacia la automejora es uno de los puntos fuertes del empresariado español. Debes entender el fracaso como un recordatorio del éxito que está por venir y salir de la posición de victimismo frecuentemente asociada al empleado.

Jorge… ¿en cuántos proyectos has metido la pata?… pues en mucho 🙂

El valor de una palmadita en la espalda

Mientras que la regla habitual dice que los empleados nunca halagan y evitan ser corregidos, los emprendedores saben el poder que tiene el reconocimiento a la hora de incrementar la confianza con sus trabajadores. Si eres de los que piensa que una relación cercana entre jefes y subordinados es vital para mejorar el ambiente de trabajo, eres un emprendedor confirmado.

Excusarse con pretextos o asumir la responsabilidad en los problemas

Sobre esta cuestión han corrido ríos de tinta y la mayoría de los cursos de coaching tienen en cuenta la tendencia del empleado escurrir el bulto.

Puede que tú no lo hagas, puede que tú siempre estés ahí para todo y que tengas un sentido del deber por encima de la media. En tal caso, no te queda más remedio que asumir que llevas un emprendedor dentro, porque sólo los jefes se responsabilizan de lo que ha salido mal y ponen medios para que no vuelva a ocurrir.

El dinero no lo es todo

A pesar de que todo el mundo piensa que el empresario sólo quiere ganar dinero, en realidad su objetivo es hacer que crezca el que tiene. De esta afirmación podemos deducir otra cualidad esencial del emprendedor, su visión de futuro. Seguro que alguna vez te has sorprendido pensando en cómo invertir esos ahorros que tienes para que sigan creciendo, puede que incluso hasta hayas hecho una estimación del gasto que supondría iniciar una actividad empresarial.

Los emprendedores somos así, no pensamos en el presente, le damos forma al mañana.

En este caso yo me debo de aplicar otra lección, muchas veces me despisto crean y produciendo proyectos largo de 6-12 meses que no me generan ningún ingreso y claro… a veces tengo que cambiar el chip y pensar que las facturas hay que pagarlas igualmente esté creando o produciendo…

Ponte a tu altura

Para Cameron, vida personal y trabajo son indisolubles.

Por mucho que la gente se empeñe en negarlo, las relaciones que tienen lugar en las dos esferas están condicionadas por nuestras preferencias.

De esta forma, intenta ilustrar la necesidad de situarse junto a aquellos que están en nuestra misma línea y aprovechar el empujón que supone trabajar, hablar, comer o jugar al tenis con una persona, que de algún modo, nos resulta inspiradora.

Si tienes ambiciones, júntate con personas que fomenten esa actitud y recuerda que la pereza llama a la pereza.

Y si te pasa como a mí que se te olvida cobrar o facturar.. pues pon un salesman en tu equipo 😉

Los emprendedores saben de todo

Un empresario que tenga verdaderamente el control de su negocio ha de estar familiarizado con todos los aspectos que tengan que ver con la empresa. Aunque no sea de forma especializada, como sucede con los empleados, un buen director general no tiene dudas sobre la estructura organizativa que comanda, ni sobre los procesos de negocio que se desarrollan en la empresa.

Sigue esta premisa en tu nuevo negocio, una perspectiva global e integrada de la empresa te ayudará de definir una metodología infalible.

Aunque la clave está en la especialización un emprendedor necesita saber de administración, de vender y de negociar a parte de sus conocimiento propios de SEO, marketing digital o programación.

Un emprendedor siempre mira hacia el futuro

Al contrario que los empleados, que llevan buena cuenta de todo aquello en lo que se han extralimitado, un emprendedor tiene claro hacia dónde se dirige y procura utilizar sólo el pasado para modelar ese futuro brillante que imagina para él mismo y sus asociados.

Sin riesgo no hay autonomía

En muchas ocasiones, las personas soportamos trabajos que no queremos por el miedo ante la situación laboral del país, la opinión de nuestra familia o la simple incapacidad de ver más allá de esa zona de confort. Yo he pasado por esto hace algunos años.

Déjame decirte que es una actitud muy normal que si eres un emprendedor de verdad, acabarás por abandonar.

Ya sea por una fe renovada en tu proyecto o por una nueva especialización, al final terminarás aceptando que el riesgo inicial no lo es tanto si trabajas duro y sabes lo que haces.

El nuevo modelo digital

Si estás pensando en ir por tu cuenta, emprender online puede ser una magnífica receta inicial que reduzca los costes de estructura necesarios para lanzar tu proyecto. El auge del eCommerce ha dejado claro que el nuevo consumidor confía en las transacciones económicas online plenamente y está dispuesto a comprar cualquier producto que haya demostrado fiabilidad y goce de la confianza general del público. Además del bajo coste de iniciar un negocio virtual, tendrás a tu disposición las nuevas herramientas de marketing digital para minimizar el coste de tus campañas publicitarias.

Asimismo, la gran cantidad de servicios asociados a la digitalización de las empresas hace posible una segmentación profesional más diversa y abre nuevos campos de inversión casi a diario. Sin duda, es un momento excitante para ir por tu cuenta, principalmente por el elevado número de proyectos para freelancers que se ofrecen constantemente en los principales portales de trabajo.

Incluso aunque trabajes de forma regular para empresas como autónomo colaborador, siempre puedes permitirte el lujo de ser fiel a tu política profesional y seguir aquellas directrices que tú creas que aportan valor al proyecto. Esta situación de libertad e independencia genera un estatus de autonomía en el campo laboral que también tiene su influencia en el terreno privado.

Además de la consabida independencia creativa, el trabajo por cuenta propia tiene muchos beneficios que repercuten en la vida personal de los que somos autónomos. Esto no quiere decir que cuando seas empresario vayas a estar todo el día disfrutando de la vida, sino más bien que podrás decidir con total autoridad cuando empieza la jornada laboral y cuando acaba. La capacidad para organizar el tiempo en función de tus circunstancias personales te permitirá una conciliación con la vida familiar inimaginable para un asalariado.

Por último, te recuerdo la importancia de ser fiel a ti mismo y sacar provecho de los talentos especiales que se encuentran dentro de todo empresario en potencia.

Recuerda que las Administraciones Públicas premian la iniciativa privada con exenciones fiscales, tasas de IRPF reducidas el primer año, pago reducido de la cuota de afiliación a la Seguridad Social y otras tantas medidas, que sin ser suficientes, dan respaldo a nuevas iniciativas como la tuya.

Pero una cosa te digo, olvídate de ayudas y del estado para valorar si haces o no haces algo…

Me gustaría saber de tus experiencias como emprendedor, deja un comentario más abajo y compártelo

 

Sobre el Autor

Hola, soy Jorge Hernández, he creado este Blog para compartir mis experiencias en el marketing digital con emprendedores y Bloggers. Mi objetivo es ayudarte a generar tráfico de calidad, aumentar el engagement de tu audiencia y mejorar las conversiones de tu Blog. Convierte tu Blog en un Negocio y vive de él.

mautic is open source marketing automation