Menu

Cómo conseguir los objetivos que te propongas

Por Jorge Hernández | Blog

Jun 20
conseguir objetivos

Bien sea cambiar de carrera, ser un mejor profesional en tu sector profesional…

Quizás quieres iniciar un nuevo proyecto, escribir un libro o darle un giro de 180º a su vida…

Estoy seguro que cada día conoces y ves a personas que logran todo lo que se proponen…

Al conocerlas o saber de sus logros te preguntas…

¿qué hacen ellas que yo no haces para alcanzar su proyecto u objetivo?

¿tienen alguna capacidad que yo no tengo?

Pues tengo que decirte que esas personas son personas iguales que tú y que yo…

Solo que ellos son capaces de saber cómo lograr lo que se proponen, tienen claro su objetivo y con trabajo y esfuerzo se ponen en marcha.

No ponen excusas y no aplazan para mañana, la semana que viene o para nunca, los pasos que tienen que dar para alcanzar ese objetivo que se han marcado.

Hoy en día, la mayoría de nosotros vivimos con la sensación de no tener horas al día suficientes para llevar a cabo todo lo que tenemos que hacer. Las tareas profesionales aumentan y aumentan.

Hay que sumar las tareas que hay que hacer en casa, ocuparnos de la familia, los amigos y además está el tiempo que dedicamos a hacer las cosas que nos gustan y que realmente nos apetecen.

Ni la lista de tareas ni la programación de la agenda nos ayudan a organizar nuestro día de forma eficiente…

Siempre quedan tareas pendientes de realizar que nos provocan distracciones, nos hacen perder el foco de lo realmente importante y lo peor de todo, esta situación nos provocan estrés y ansiedad.

El hecho de finalizar todas las tareas que iniciamos es muy importante…

El terminar lo que nos proponemos, además de aportarnos el beneficio o resultado que se buscaba, a nivel personal, produce un resultado positivo en nuestra propia persona, haciéndonos sentir orgullosos de nosotros mismos por el logro conseguido y satisfechos de saber que somos capaces de alcanzar todo lo que nos proponemos.  

La dificultad principal que puedes encontrarte a la hora de iniciar cualquier proyecto o tarea es conseguir centrar tu atención en una misma cosa durante el tiempo necesario hasta terminarla.

Esta dificultad se incrementa si el proyecto se alarga en el tiempo. Como te explicaba anteriormente, hay muchos inputs que nos provocan distracciones y nos hacen finalmente abandonar nuestro proyecto.

Así que a continuación te voy a indicar ocho estrategias que necesitas para terminar lo que empiezas con la finalidad de progresar y obtener los mejores resultados.

1.- Empieza proyectos que merezca la pena terminar

No consiste en plantearte hacer cosas por el hecho de hacerlas, porque están de moda o por probar.

Uno de los motivos principales de no terminar lo que se empieza es el no pensar si iniciar ese proyecto merece la pena, es decir, si el resultado o beneficio obtenido al conseguirlo compensa el tiempo y esfuerzo que vas a dedicarle.

Las personas que tienen un interés especial, una motivación real y clara (el resultado que van a obtener es lo suficientemente importante para ellas) son las que consiguen terminar lo que empiezan y obtener el beneficio buscado.

Así que recuerda, si el resultado de tu esfuerzo por realizar el proyecto no es lo suficientemente importante para ti, es mejor que no te engañes y dediques el tiempo a otra cosa.

2.- Comprométete

Una vez que has decidido que vas a iniciar el proyecto, que estás motivado y sabes que su resultado compensa el esfuerzo y dedicación que vas invertir, debes comprometerte a su ejecución hasta el final.  

Si se trata de un proyecto importante, para sentirte más comprometido con él y que te cueste demorarlo en el tiempo, te aconsejo que lo hagas público.

Habla de él en tus redes sociales, expónselo a tu familia, a tus amigos…

Solo con este compromiso real llegarás a terminar el proyecto.

3.- Elabora un plan de acción

Cuando sales a la calle y te pones a andar sabes, generalmente, hacia dónde vas,  a dónde quieres llegar. Partes de un punto de salida para llegar a un punto de llegada determinado. Pues con la consecución de tus objetivos debe suceder lo mismo.

Es imprescindible que dediques tiempo a crear paso a paso todas las tareas a realizar para llegar del Punto de Inicio del objetivo o proyecto al Punto Final del mismo.

Será la hoja de ruta enmarcada en un período de tiempo que debes seguir y cumplir para asegurarte que alcanzas el objetivo. Es necesario plasmar el factor tiempo porque cuando no existe un plazo para ejecutar el proyecto, vamos dejando las cosas para después y no las hacemos. Poner fecha te “obliga”.

Establece acciones concretas, con fecha de ejecución y alcanzables que sepas con total seguridad que al llevarlas a cabo, te conducen al éxito.

4.- Márcate pequeños hitos

Para que semanalmente solo tengas que dedicarte a una tarea, sin tener interrupciones, ni pensar en el global del proyecto, divide el trabajo en tareas pequeñas y concretas. Un proyecto grande y complejo puede resultarte abrumador e inalcanzable.

Al dividirlo en tareas menores y concretas vas a conseguir ver claro el camino para conseguirlo y la fortaleza para enfrentarte a él aumentará.

Además, te aconsejo que establezcas algún tipo de recompensa para cuando termines esa tarea semanal. Sí, márcate tus propios incentivos.

Pensar en lo que harás después de conseguir la tarea o objetivo semanal te motivará.

Debe ser algo que te relaje, sin esfuerzos, algo que realmente te apetezca hacer.

5.- Sé constante

Es muy fácil estar motivado y activo los primeros días, pero conforme avances con tu proyecto es muy normal que te cueste más trabajar en él, aparezcan otros proyectos que al ser novedad te atraigan más, etc.

No puedes depender de la motivación para sacar adelante el proyecto, tienes que crear un hábito de trabajo, una rutina diaria.

Con ayuda del plan de acción y la consecución de pequeños hitos te será más fácil conseguirlo.

La constancia es un factor básico para conseguir los objetivos que te propongas.

Además de ser disciplinado en el día a día y crear un hábito de trabajo, mantener una actitud positiva te ayudará a impedir que te rindas antes de finalizar tu proyecto.

6.- Identifica los obstáculos

Piensa en los obstáculos que pueden presentarse en el camino hacia conseguir tus objetivos y anótalos.

Pensar en ellos con anterioridad te da la oportunidad de planificar y buscar las posibles soluciones para superar dichos obstáculos.

Además tener un plan para problemas inevitables hará más sencilla tu recuperación, te ayudará a seguir progresando cuando los obstáculos aparezcan.

Es imposible que puedas pensar en cada obstáculo que pueda interferir en tu plan pero pensar en ellos con anterioridad estimula tu confianza frente a imprevistos.

7.- Haz seguimiento de tu proceso y resultados

Tener consciencia del proceso y de los avances te ayudará a continuar y saber que eres capaz de conseguirlo.

Pon una fecha límite para el proyecto u objetivo final (lo estableces en el plan de acción) y fechas intermedias (que las estableces cuando marcas las metas o hitos semanales) para ir chequeando objetivamente los progresos y corregir si es necesario.

A medida que vayas avanzando, las metas o hitos pueden ir cambiando. Modifícalas todas las veces que sea necesario.

Modificar y actualizarlas no significa haber fracasado, significa haber aprendido algo nuevo.

8.- Visualiza el resultado final

Imagínate a diario, con todos los detalles, haciendo cosas que sean el resultado de haber obtenido tu objetivo y disfrutando del éxito. Mientras más lo practiques, más fácil te resultará hacerlo.

Puedes también hacerlo imaginándote en las diferentes etapas del proceso, esto además de incentivar tu motivación por el proyecto, te ayudará a ver los beneficios de las metas o etapas.

Visualizar el impacto que tendrá en ti luchar por tus objetivos es una fórmula comprobada de facilitar el trabajo a tu cerebro.

Bueno, después de estos consejos…

¿A qué esperas para pasar del deseo al resultado?

Ya no tienes excusas.

Tienes las herramientas para dirigir tu vida y alcanzar tus objetivos.

Sobre el Autor

Hola, soy Jorge Hernández, he creado este Blog para compartir mis experiencias en el marketing digital con emprendedores y Bloggers. Mi objetivo es ayudarte a generar tráfico de calidad, aumentar el engagement de tu audiencia y mejorar las conversiones de tu Blog. Convierte tu Blog en un Negocio y vive de él.